De seguro eres de lo que se ha dejado llevar por la ola del minimalismo, decorando tu hogar con la regla del “menos es más”. Sin embargo, a veces te sientes limitado porque te atraen las texturas complejas, formas y color sin medida del maximalismo. Entonces, pon mucha atención, porque la nueva tendencia es el maximal minimalism y ¡te va a encantar!

Si alguna vez alguien dijo “los opuestos se atraen”, está en lo cierto, porque esta tendencia busca lograr un equilibrio perfecto, con reminiscencias al Mid-Century Modern y mezclando armónicamente la amplitud y simpleza del minimalismo con la personalidad del maximalismo.

¿Cómo hacerlo? Acá te contamos…

Living en tendencia maximal minimalism, donde destaca un sofá en color terracota y una poltrona rosa, ambos con líneas curvas.
www.apartmenttherapy.com

CURVAS Y COLOR

La nueva tendencia te pide que dejes atrás la paleta de colores neutros del minimalismo y te atrevas a incluir los tonos atrevidos. Pero ¡ojo!, solo en algunos puntos específicos y no en todas partes como lo hace el maximalismo.

Aquí, el toque de color se enfoca en los muebles y, mejor aún, si a eso le sumas curvas. Por ejemplo, puedes usar un sofá o varias poltronas en distintos colores, con líneas redondas que destaquen en el living, y poner la cuota de sobriedad con algunos cojines en tonos neutros. Muy cercano  Mid-Century Modern

Es muy importante recordar que el equilibrio es la base del maximal minimalism.

Living estilo maximal minimalism donde destaca un sofá verde botella y dos poltronas rojas con líneas curvas.
www.10decoracion.com

DETALLES QUE IMPACTAN

Si te cuesta llevar las curvas y los colores atrevidos en los muebles, otra forma de incorporar esta nueva tendencia es a través de los detalles.

Un ejemplo claro, mantener un comedor con las líneas simples del minimalismo y sumarle la expresividad y textura del maximalismo a través de una colorida alfombra. De esta manera, logramos una combinación armónica sin caer en ninguno de los dos estilos.

Comedor estilo maximal minimalism donde destaca una alfombra rosa con figuras geométricas.
www.apartmenttherapy.com

PAREDES COMO LIENZO

 Si estás pensando que debes pintar todas tus paredes por adoptar la tendencia maximal minimalism estás equivocada/o. Las paredes blancas se mantienen y más bien se transforman en un lienzo a decorar.

Lo pulcro de los muros (que destaca en el minimalismo) se verá interrumpido por el “nunca es demasiado” del maximalismo. Esta vez, mostrando obras de arte, en estilo abstracto y en una o dos paredes de un espacio elegido.

Solo ten presente un detalle: entre más grande sea la obra, mejor. Aquí, el tamaño sí importa.

Living donde destaca una gran obra de arte abstracta en una de los muros principales.
www.czartdesign.com

DESORDEN A RAYA

El minimalismo de Marie Kondo en esta tendencia queda fuera. El maximal minimalism te invita a que muestres tus cosas y dejes de guardarlas en estanterías. Eso sí, evitando la sensación de desorden en los espacios como lo hace el maximalismo.

Aunque parezca difícil, debe existir un desorden a raya que contraste con otras áreas despejadas de la casa. La idea es exhibir todos tus accesorios favoritos, pero concentrándolos en lugares y puntos estratégicos. Acá te mostramos un ejemplo, donde varios adornos se pusieron en línea en el espacio más visible del living.

Living donde destacan una serie de adornos sobre una mueble con líneas simples.
www.vogue.com.au

PLANIFICA EL EQUILIBRIO

Si bien la tendencia maximal minimalism es para todos, es importante ser estratégico al momento de incorporarla en tu hogar. La clave para lograrlo es una buena planificación, tomando en cuenta el espacio que disponemos y los muebles que elijamos.

Combina lo mejor del minimalismo y el maximalismo y ¡atrévete a jugar con tu decoración!