Creo que todos debiésemos tener al menos un mueble básico en casa. ¿A qué me refiero con un básico? A aquellos de líneas simples, colores neutros, y que son clásicos y atemporales en su diseño.

Sin embargo, el problema llega cuando la simpleza se transforma en falta estilo. Por eso, hoy te quiero mostrar cómo darle vida a tus muebles básicos con algunos elementos simples de conseguir y –sobre todo- de cambiar. Así, cuando quieras un nuevo look, puedes hacerlo fácilmente.

1.- Iluminación

Agrega a tus básicos una lámpara de mesa o de escritorio para comenzar a llenar el espacio. Dependiendo del tamaño del mueble, puedes optar por alternativas grandes, de base de cerámica o de vidrio, u opciones más pequeñas, de pie alargado o de menor altura.

Las lámparas son una buena opción ya que puedes jugar con sus diseños, formas y colores. Cuando quieras renovarlas, puedes ponerlas en otro lugar o, incluso, solo cambiar la pantalla.

Otra alternativa son las velas o candelabros ya que son económicos, muy livianos y variados. Puedes usarlos para complementar con otros adornos, o hacer un juego con varias velas, generando diferentes alturas y paletas de colores.

Las guirnaldas de luces también son una alternativa, un poco más informal que las opciones anteriores, pueden servir para un mueble básico en la pieza de los niños o en el living.

mesa auxiliar con una planta, un candelabro y una lámpara en tonos neutros
Ver iluminación | HOMY

2.- Deco muro

Homy tiene una categoría muy completa de elementos con los que puedes decorar tus muros. En este caso, puedes recurrir a ellos para levantar y darle onda a tus básicos.

Apoya algunos cuadros o marcos de foto a la pared y crea un fondo lleno de color y volumen. Juega con las alturas y formas. Eso sí, te recomiendo que busques un denominador común, como el color del marco o el estilo de láminas, de esta forma se verá uniforme y ordenado.

Ojo, que también puedes usar espejos o incluso un reloj.

Rack en madera y negro con una lámpara de escritorio negra, un cactus, un jarrón de vidrio, una vela y un macetero, junto a tres cuadros geométricos afirmados sobre el mueble.
Ver decomuro | HOMY

3.- Cojines

Para los sillones o sofás básicos, la opción más clara son los cojines. En lo personal son uno de mis elementos favoritos para darle vida a la decoración, porque las opciones son infinitas y económicas. Los cojines te permitirán cambiar por completo el estilo de un sillón, dependiendo de sus formas, diseños, tamaño y colores.

Juega con ellos, atrévete a hacer combinaciones inesperadas y, si quieres, compleméntalos con una manta, sobre todo en las estaciones más frías de año.

Sillón gris con cuatro cojines decorativos
Ver cojines | HOMY

4.- Plantas

Finalmente, dale vida a tus muebles básicos usando plantas. Lo bueno de esta alternativa es que puedes escogerlas dependiendo de su tamaño, color de hojas, si tienen o no flores o de su volumen.

Además, tienes la opción de jugar con los maceteros. Puedes escoger varios del mismo estilo o hacer un juego con diferentes diseños para que tu mueble se transforme en el foco principal de tu espacio.

Puedes agregar –además- opciones colgantes o pegadas al muro para darle diferentes dimensiones.

Ojo eso sí con la ubicación de tu mueble, ya que tendrás que escoger plantas que se adapten a las condiciones de luz, sol y humedad.

Mesa con maceteros de distintos tamaños y estilos, de vidrio y metal, de cerámica, etc.
Ver plantas y flores artificiales | HOMY

¿Qué opinas?

Anímate y dale vida tus muebles básicos, puedes elegir una de estas alternativas o hacer combinaciones entre ellas.

Un abrazo,
Cony