Si tuviésemos que hacer un top 3 de los lugares más usados dentro de la casa, seguro uno de ellos sería el comedor. Este espacio cobra gran importancia, sobre todo cuando tenemos invitados a nuestro hogar. Aquí comemos, celebramos, jugamos, conversamos e incluso hacemos labores como trabajar o estudiar.

Por eso, tan importante como la mesa, lo son las sillas que elijas. Un mobiliario que cumple un rol funcional, pero también es una pieza decorativa fundamental dentro de nuestro hogar.

Juego de comedor blanco, cuatro sillas con patas de madera y diseño ovalado. Mesa redonda con estructura metálica color madera.
Juego de comedor blanco | HOMY

1.- Tamaño del comedor

Es muy importante saber con cuántos metros cuadrados contamos, ya que esto determinará la cantidad de sillas (2, 4, 6, 8 o más) y su diseño. Si tienes poco espacio, entonces te recomiendo que optes por sillas más sencillas y de colores claros. Puedes jugar con los materiales como el plástico o incluso el acrílico, que son livianos visualmente.

Para comedores más grandes, las opciones son mayores, puedes optar por sillas de respaldos altos, de maderas nobles o tapizadas.

Comedor grande de diseño rectangular y color café oscuro. Cuatro sillas en tonos gris que forman un look elegante y moderno.
Comedor | HOMY

2.- ¿Con o sin apoya brazos?

En general, las opciones de sillas para comedor es muy amplia, y dentro de esa variedad podemos encontrar aquellas con apoya brazos. Estas aportan un estilo más formal, además de ser más cómodas y seguras.

Lo recomendable es que las uses en comedores grandes porque ocuparán más espacio físico y visual. También debes poner atención a la altura de tu mesa, para que los apoya brazos puedan pasar por debajo y así asegurar tu comodidad y la de tus invitados.

Por su parte, las sillas sin apoya brazos son ideales para espacios más reducidos. En estos casos, asegúrate que su respaldo sea relativamente bajo para beneficiar la sensación de amplitud.

Silla de madera, café oscura, con apoya brazos y tapiz de ratán en color beige.
Silla de madera y ratán | HOMY

3.- Banquetas

Sin duda, una de las tendencias en comedores por estos días son las banquetas. Una de sus grandes ventajas es que se verán muy livianas en tu comedor, ya que su estructura baja es bastante simple. Además, puedes crear un efecto interesante al ponerlas solo a un lado de la mesa y completar con sillas altas, logrando un toque juguetón y de diseño.

Uno de sus beneficios es que se pueden guardar fácilmente bajo la mesa, e incluso te permiten acceder a un puesto más, debido a la ausencia de separación entre asientos.

Banqueta color azul petróleo, con patas de madera y diseño marroquí en color blanco, utilizada en un comedor con la funcionalidad de una silla.
Banqueta | HOMY

4.- ¿Tapiz?

Estoy segura que en la casa de tus papás, de tu abuela o una tía, las sillas de comedor son tapizadas. En general es un estilo que se ha mantenido durante el tiempo como un clásico, con ventajas como la comodidad y la posibilidad de cambiar los diseños de la tela para conseguir un look completamente diferente.

Sin embargo, esta opción también puede ser un problema, ya que son muy pesadas visualmente, por lo tanto solo las recomiendo para comedores amplios. Además, deberás considerar la limpieza y durabilidad del tapiz. Manchas de comida y de zapatos pueden ser una constante en tus sillas, así que si en tu casa viven niños te recomendamos evitarlas.

Amplio comedor de seis sillas, con tapiz de tela gris en cuatro de ella y dos con respaldo de madera al igual que la mesa.
Comedor | HOMY

5.- Material

Al elegir las sillas para tu comedor, también es importante que consideres el material del que están hechas.

Por ejemplo, la madera es un clásico y uno de los materiales más populares. Son cálidas y súper versátiles, ya que dependiendo del diseño, y tipo de acabado, pueden transitar entre lo clásico, rústico o moderno.

Por su parte, el plástico gana cada día más adeptos por su originalidad y diseño. Este material permite la creación de sillas con formas diferentes, además de ser muy práctico y liviano. Punto a favor su fácil limpieza, convirtiéndolo en el material perfecto si tienes niños o usas el comedor de forma constante en tu día a día.

El metal es otra alternativa. Está muy relacionado a estilos modernos o industriales, y aunque no lo parezca, existen diferentes alternativas que van desde lo más frío –como el acero- hasta opciones más cálidas, como tonos dorados o rosa.

Finalmente puedes optar por las fibras naturales, como el mimbre. Serán sillas muy cálidas, ideales para comedores más amplios y de estilo natural, bohemio o rústico. Eso sí, deberás poner ojo a sus cuidados, ya que deberás mantenerlas limpias y tratarlas con suavidad para que el entramado no se dañe y duren muchísimo tiempo.

Comedor de mesa redonda y cuatro sillas, en colores blanco y natural. Material de madera y melamina,
Juego comedor blanco | HOMY

Como ves, hay muchísimas opciones y cosas que debes considerar a la hora de elegir tus sillas: tamaño de tu comedor, usos, estilo, diseño y materiales. Lo importante es que encuentres las adecuadas para ti y tu familia, de esta manera serán piezas que destacarán y te acompañarán durante mucho tiempo en tu hogar.

Un abrazo!
Cony

Escribe un comentario