Como todo en la vida, vivir sola/o tiene su lado positivo y su lado negativo. Sobre esto podría estar escribiendo una tarde completa, sin embargo, hoy me quiero centrar en 4 aspectos que tienen que ver con la decoración, y que, tras un tiempo viviendo sin pareja, familia o amigos, he podido descubrir y aprender.

Así que, si pronto te vas a independizar y quieres algunos tips para organizar mejor tu casa y tenerla siempre linda, sigue leyendo y toma nota. De seguro te servirán para ahorrar algo de tiempo y dinero.

1.- Conserva solo lo necesario

Si pronto te vas a vivir sola es porque antes vivías con alguien (quizás tus papás, una pareja o amigos) y probablemente tienes cosas que has comprado, heredado o te han regalado y que tienes la intención de conservar en tu nuevo hogar.

Mi consejo es que antes de mudarte hagas una limpieza de todo lo que tienes, desde muebles que has heredado hasta objetos decorativos que has ido acumulando con el tiempo. Haz una selección muy consiente de aquellas cosas que quieres conservar y que serán útiles en tu nuevo hogar.

Al cambiarte seguramente recibirás varios regalos, o estarás más tentada de comprar nuevas cosas, por lo mismo, asegúrate de conservar aquello que realmente utilizarás en la decoración.

Terraza pequeña con asiento de madera reciclada, decorado con una manta de piel y muchos cojines decorativos de colores, guirnalda de luces multicolor y plantas.
Cojines | HOMY

2.- Prefiere calidad antes que cantidad

Probablemente necesitarás ir de compras (y te sentirás muy tentada a hacerlo) para poner linda tu nueva casa. Cuando esto ocurra, te aconsejo que busques muebles u objetos que sean de calidad, de buenos materiales y buenas telas.

Trata de dejar de lado la mentalidad de lo “desechable” e invierte en buenos productos para que te duren por mucho tiempo y evites tener que estar comprando nuevas cosas cada año. Quizás será un poco más caro pero, a la larga, te estarás ahorrando un montón de dinero.

Detale de dormitorio, mueble velador con jarrón y hojas verdes decorativas
Accesorios decorativos | HOMY

3.- Compra lo que te haga realmente feliz

Muy acorde con la filosofía de la experta en organización Marie Kondo, casa vez que quieras comprar algo nuevo (o quieras deshacerte de algo), pregúntate: “¿me hace realmente feliz?”. Cuando lo hagas, piensa en el hoy, en el ahora, no en el pasado o en el futuro con frases como “esto lo voy a usar cuando arregle la cocina”.

Sé práctica y sincera con aquello que vas a conservar o adquirir para tu decoración. De esta forma, tu casa se transformará en un oasis de puras cosas que amas y que tienen sentido para ti.

Recuerda que tu hogar es tu espacio más íntimo, un reflejo de quien eres y de cómo eres, por lo mismo, cuida muy bien los muebles, objetos y decoraciones que lo llenarán.

Arrimo de madera y metal, decorado con una lámpara de mesa, jarrones y accesorios de metal. Acompañado de un espejo redondo de metal cobrizo
Mesas de centro y arrimos | HOMY

4.- Mantén limpio y ordenado

Esto puede sonar bastante obvio, pero cuando hablo de la limpieza y orden me refiero al día a día. Sé respetuosa con tu casa y tus cosas, cuídalas manteniéndolas alejadas del polvo y bien organizadas.

Una buena forma de lograrlo es programarte con el aseo: puedes hacer una o dos veces al mes una limpieza profunda y cada semana una mantención algo menos exhaustiva.

Otro tip es buscar muebles que sean funcionales y que te faciliten esta tarea, como mesas con pequeños cajones o un sofá con espacio de almacenamiento. Recurre también a cajas plásticas o decorativas para guardar elementos pequeños, o complementos de organización como colgadores especiales para tu ropa, canastos para organizar las cosas del baño, o una pequeña isla para la vajilla y utensilios de tu cocina.

Detalle mesón de cocina, menaje blanco y mesa de comedor al fondo.
Cocina y mesa | HOMY

¿Y tú? ¿Qué otro consejo de decoración le podrías dar a alguien que se va a vivir solo por primera vez?

Un abrazo!

Cony

LVEC
Autor

Mi nombre es Constanza Eyzaguirre y soy periodista, aunque eso no dice mucho de mí. Desde siempre mi pasión ha estado ligada a la decoración y sobre todo las manualidades y a los ya populares DIY (Do it yourself en inglés o Hazlo tú mismo en español). Escribo y creo. Soy autodidacta, siempre estoy buscando y mirando nuevas tendencias en diseño y decoración. Creo que el secreto está en fusionar lo que nos ofrece el mercado con tu propia personalidad. Ver más

Escribe un comentario