Si trabajas desde casa con tu pareja o tu mamá, o compartes una oficina con otro socio o amigo, lo más probable es que tengas que compartir tu espacio de trabajo.

Un escritorio para dos puede ser un desafío decorativo, porque debemos mezclar gustos y personalidades diferentes es un espacio pequeño, que debe ser cómodo, agradable, y donde pasaremos gran parte del día.

Por eso, te quiero mostrar algunas alternativas que puedes considerar a la hora de armar este lugar de trabajo.

escritorio doble, de estilo moderno, de madera y melamina blanca. Con dos sillas estilo eames en blanco y negro. De decoración minimal, con toques verdes en plantas.
Escritorios | HOMY

Define una paleta de colores

La paleta de colores es súper importante a la hora de decorar, más aún si se van a mezclar dos visiones con gustos diferentes. Para esto, cada uno puede hacer una lista de tres colores y así ver si coinciden en algunos o se complementan bien juntos.

Si, por el contrario, no hay forma de llegar a una paleta en común, corta por lo sano y escoge tonos neutros como el blanco o gris. Ambos quedarán muy bien en una oficina y, además, podrás combinarlos fácilmente con otros toques de color en la decoración, cuadros o textiles.

Mesas a lo largo del muro

Una buena alternativa para juntar dos escritorios es poniendo las mesas junto al muro, una al lado de la otra. Esto te ayudará no solo a optimizar el espacio, sino a hacer que el lugar de trabajo se vea más ordenado y liviano visualmente. Por lo general, los escritorios enfrentados se ven recargados, sobre todo si los gustos de sus dueños no son muy parecidos.

Además, esta disposición te da espacio en los muros para poner repisas o murales que ayuden a la organización y a definir los espacios de trabajo.

Modelos parecidos, colores diferentes

Otra forma de unificar los escritorios y mantener la personalidad de cada uno, es elegir modelos de muebles similares, pero en colores diferentes. Esto lo puedes hacer fácilmente con las sillas. En este caso, escogimos los modelos Badem y Savona en distintos tonos.

Ambas quedan bien juntas y permiten conservar la individualidad de cada puesto de trabajo.

Texturas similares

Si quieres agregar textiles al espacio de trabajo, entonces escoge texturas y telas similares. Por ejemplo, si vas a poner cojines sobre las sillas, busca diseños o estampados similares, lo mismo con los tapices.

Detalle de sillón de escritorio con tres cojines decorativos
Cojines | HOMY

¿Otro tip? Una alfombra grande, que cubra el espacio de ambos escritorios, es una buena forma de unificarlos.

La organización

Es importante, al compartir un espacio de trabajo, tener muebles o elementos que faciliten la organización. Si el desorden de uno es agobiante, ¡imagínate el de dos!

Puede ser, como este caso, un escritorio que tenga incorporado algunas cajoneras, si no, las puedes agregar a un costado de la mesa.

Detalle de estante, al lado de escritorio. Decorado con cajas, libros y una planta.
Muebles de escritorio | HOMY

Las repisas también son una buena alternativa, sobre todo si pegarás los escritorios al muro. Tendrás fácil acceso a ellas y serán un lindo elemento decorativo. En Homy existen varias opciones: unas más alargadas, cerradas, con diseños, etc.

Para los elementos más pequeños te recomiendo cajas organizadoras. En ellas podrás guardar los materiales de oficina y así mantener tu mesón limpio y ordenado.

Detalle de cajas decorativas y organizadoras, sobre escritorio.
Organización de escritorio | HOMY

Personalidad en los adornos

Y como la idea no es crear espacios en serie o con falta de personalidad, agrega detalles que vayan con el estilo de cada uno. Puedes jugar con las lámparas de mesa, algunas plantas, marcos de fotos o adornos.

Detalle de escritorio, con cajas organizadoras, una lámpara, una pequeña planta y una pizarra de corcho.
Muebles de escrtorio | HOMY

¿Y tu? ¿Con quién compartes tu escritorio?

Cony