Antes de empezar un proyecto de decoración de un espacio de la casa, hay que hacerse algunas preguntas para poder conocer mejor el espacio y poder tomar conciencia de nuestra zona de intervención.

Estas preguntas que te presentamos, además, te ayudarán a tener más claro los objetivos, funcionalidades y efectos que quieres lograr en el espacio, así también como el tiempo y recursos que quieres invertir para realizar el cambio que buscas.

Para comenzar, lo primero y más esencial es saber:

1. ¿Quieres modificar toda la base de decoración o buscas darle una renovación al espacio con toques de estilo diferentes al que había?

Una vez que tengas claro esto, te servirá pensar respecto de algunos puntos clave para dar armonía, coherencia y calidad de vida a los espacios. Te los contamos  a continuación, agrupándolos en 3 focos, para que te sea más cómodo abarcarlos todos:

  • Estado previo de la decoración
  • Funcionalidad y distribución de los espacios
  • Composición, estilo y contrastes

Dentro de cada uno de ellos hay que revisar distintas cosas a tener en cuenta: algunas tendrán más que ver con un cambio completo, mientras que otras te servirán de referencia en caso de que tu proyecto decorativo esté dirigido a aspectos más específicos.

Decorar coherencia estilo contrastes
MESAS DE CENTRO | SODIMAC

Estado previo del espacio y la decoración

2. ¿El espacio está en buenas condiciones o necesita reparaciones?

Antes de empezar a decorar es importante revisar el estado de la habitación, ya que si hay algún elemento importante que esté en malas condiciones, la mejor opción será evaluar la posibilidad de efectuar las reparaciones necesarias.

También hay que pensar en si se tiene un buen aislamiento, ya que puertas y ventanas de calidad ayudan a mejorar el bienestar del espacio y aportan una base estructural que se verá más limpia visualmente al momento de decorar.

3. ¿Qué me gusta de mi espacio que quiero resaltar?

Una vez que evaluamos la calidad del espacio, hay que mirar el espacio con amor y fijarte bien en los detalles originales que se pueden recuperar o destacar en la decoración. Vigas, marcos de puertas, algún aplique o guardapolvos al que, aplicándole un color, puede dar un toque distinto y con encanto. Por ejemplo, en la foto, las vigas estructurales están pintadas en negro, lo que le da a la decoración del espacio varios puntos extra.

decorar y resaltar puntos estructurales
Stylebyemilyhenderson.com

5. ¿ de Qué me quiero deshacer o dejar más fuera de foco?

Puede ser que en la evaluación del espacio encuentres algún detalle que quieras que se vea menos, o también parte de antiguos muebles o elementos “decorativos” (que no sean tan decorativos) de los que quieras deshacerte. Este es el momento de pensar en Marie Kondo y deshechar lo que no necesitas. En este sentido, también es buena idea detectar los puntos que menos te gusten del espacio que vas a decorar, para encontrar modos de disimularlos desviando la atención de esas zonas.

6. ¿Qué puedo reciclar de la decoración que ya tengo?

 Otro punto importante es aprovechar elementos que ya tenemos, mirándolos con nuevos ojos y dándoles una nueva vida: quizá una alfombra antigua, que lavada y acompañada de los elementos adecuados dará un toque vintage, o sacarle partido a esos muebles o elementos heredados que, bien mantenidos y restaurados, pueden hacer nuestro espacio más interesante. Recuerda que las piezas clásicas nunca fallan.

decorar con alfombras
Reddeersalon.com

Funcionalidad y distribución de los espacios

7. ¿Quién va usar el espacio o habitación que voy a decorar?

Porque no es lo mismo decorar una pieza de niños, que un escritorio para alguien que pasa mucho tiempo en él o un dormitorio para un matrimonio. Pensando en las personas que van a habitar el espacio y el tipo de actividad que van a realizar vas a poder saber mejor qué elementos básicos se necesitan para aportar comodidad, cuáles estados de ánimo quieres conseguir con los colores y estilos elegidos, y podrás proyectar mejor el tipo de ambientación que buscas conseguir.

8. ¿es una zona de alto tránsito o un espacio de uso poco frecuente?

Muy relacionado con el punto anterior, está pensar qué función cumple el espacio a decorar dentro de la casa, si esta tiene un uso intensivo o no tanto. Sabiendo esto, te será más fácil elegir materiales y los complementos que quedarán perfectos y que podrán dar durabilidad a la decoración: por ejemplo, no poner elementos frágiles en una habitación de juegos para niños o elegir un suelo de material resistente y muebles de apoyo como espejos o un perchero para un recibidor.

decorar con espejos
Elmueble.com

9. ¿Qué textiles voy a usar y cómo pueden aportar a la decoración?

Los textiles a veces son un aspecto que se tiende a olvidar cuando se comienza con la decoración de un espacio, y en realidad no debemos dejarlos de lado, porque estos le pueden dar un look muy especial a zonas que de otra manera pasarían más desapercibidas.

Por ejemplo, en las ventanas podemos crear combinaciones de colores y texturas conjuntando cortinas con visillos,  o si quieres mayor aislamiento,  incluyendo una cortina roller.  De la misma manera,  en un baño una nueva cortina y un juego de toallas colorido puede ayudar a darle luminosidad y alegría al espacio.

decorar con repisas
Stylebyemilyhenderson.com

Mención especial merecen los tapices para sillas y sillones, que dan nueva vida tanto al mueble donde se aplican como al espacio donde se sitúan y también las mantas y los cojines que dan una sensación extra de calidez y comodidad.

 

Composición, estilo y contrastes

10. ¿Qué colores quiero usar? ¿Y qué combinaciones?

Entrando ya a las preguntas relacionadas a la visualidad del espacio a decorar, será fundamental elegir una paleta de colores en las que moverte al momento de escoger los elementos decorativos.

Elegir un tono de base que sea neutro, ayudará mucho si queremos crear una decoración que no pase de moda y a la que puedas después añadir tonos más atrevidos o elementos de estilo innovadores.

Otro truco que funciona muy bien para la composición de colores es seguir la regla 60-30-10, aplicada por los decoradores y de la que ya hemos estado hablando acá en el blog.

11. ¿es una buena idea tratar de darle un estilo específico a la decoración?

Inspirarte en un estilo específico te ayudará a tener una base que guíe tu elección de elementos decorativos, incluyendo los que conectan con ese estilo y sustituyendo los que no conecten con él. Por ejemplo, para un estilo rústico habrá que priorizar tonalidades y materiales naturales, mientras que para un estilo hippie chic podremos partir con colores y estampados vivos y objetos más psicodélicos.

12. ¿Puedo generar contraste con texturas o elementos decorativos?

¡Absolutamente sí! Una vez que hayas elegido tu estilo y la paleta de colores, piensa en elementos que puedan generar contraste e interés, especialmente en zonas que quieras destacar: puede ser un centro de mesa, una pieza de arte o unos cojines con patrones más atrevidos para generar toques que te saquen de una decoración plana y hagas más divertido el espacio.

decorar con colores
Nuevo-estilo.micasarevista.com

13. ¿Qué diferentes atmósferas quiero crear?

Aquí entra en juego la luminosidad de los ambientes, lo que es muy importante para crear las atmósferas que deseamos para cada espacio. Ya sea aprovechando la luz natural o creando rincones íntimos a través de lámparas o apliques (lo que es especialmente interesante para idear el look que tendrán tus espacios en la tarde-noche) piensa que la luz delimita naturalmente puntos de interés que vas a poder aprovechar para crear ambientes y atmósferas ideales.

decorar y ambientar con luz
ILUMINACIÓN INTERIOR | SODIMAC

14. ¿Cómo imprimo mi personalidad?

Como último punto, pero no menos importante… Incluye detalles personalizados que conecten con tu vida, experiencias ¡y mejores recuerdos! Puede ser un objeto que trajiste de un viaje, complementos relacionados con tus gustos y hobbies, fotos que conectan con momentos emocionantes de tu vida, y todo lo que exprese tu estilo y personalidad.

Este será el toque especial definitivo que terminará por convertir en único e inigualable el espacio que vas a decorar.

Y tú, ¿tienes algún truco cuando empiezas a decorar? ¡Cuéntanos cuál es!