Seguro te ha pasado que cuando vas a comprar una alfombra te inclinas más por el diseño y color que su tamaño. Sin embargo, esto último puede definir por completo que tu look se vea bien.

Es por eso que hoy nos centraremos en este aspecto, tomando en cuenta distintos espacios: dormitorio, living y comedor.

La idea es que logres calidez, un toque de color y textura en tus ambientes, pero siempre eligiendo el tamaño correcto de tu alfombra.

LIVING

A grandes rasgos, hay dos tipos de livings: los más grandes, donde los muebles quedan “flotando”, es decir, el espacio no está tan delimitado por las paredes. Y, por otro lado, los más pequeños, donde el sofá principal queda contra la pared.

Tamaño grande de alfombra para un living espacioso
www.stylebyemilyhenderson.com

En el primer caso, es recomendable comprar una alfombra grande que delimite todo el espacio, incluyendo sofás y sillones. Si adquieres una pequeña, que solo quede bajo la mesa de centro, harás que el espacio se vea más chico y tus muebles luzcan menos. Tal como lo muestra la gráfica.

Living con alfombra que contiene las patas de todos los muebles y sillones
Ver living y sala de estar | HOMY

Con el segundo caso, livings más pequeños, es ideal que las cuatro patas de los sillones y sofás queden sobre la alfombra, o por lo menos las dos de adelante. Y en este punto es muy importante la consistencia: si las cuatro patas del sofá quedan encima de la alfombra, las cuatro patas de los sitiales o sillas, también.

 

DORMITORIO

En dormitorios hay varias opciones de alfombras para elegir. Sumado a que está full tendencia su uso  bajo la cama.

La primera funciona para espacios grandes. Aquí la idea es que el tamaño de la alfombra cubra la cama y los veladores. Eso sí, sin dejar de lado el espacio libre para las puertas que se abren por encima de esta.

Dormitorio grande con alfombra que cubre toda el área incluido los veladores
www.sunnycirclestudio.com

Si la alfombra no va a cubrir los veladores, que es otra opción, por lo menos debiera tener 50 cms. por cada uno de los 3 lados de la cama.  La idea es que cuando te levantes toques con el pie descalzo la alfombra.

Dormitorio con alfombra grande bajo la cama
www.sunnycirclestudio.com

Ahora, si tu dormitorio no permite una alfombra tan grande, siempre es una buena opción la bajada de cama, tanto si la cama está al centro o pegada a la pared. Aquí tienes la opción de recurrir a un par o trío de alfombras y donde lo importante es que  sus dimensiones sean proporcionales al largo y ancho de la cama. Mira la gráfica para guiarte.

COMEDOR

En el caso de este espacio lo primero que debes tener en cuenta es que la alfombra debe considerar todo el espacio que ocupa la mesa, sillas y el movimiento de estas últimas cuando alguien se va a sentar.

Comedor rectangular con alfombra de la misma forma a medida.
Ver comedores | HOMY

La alfombra, en este caso, no puede terminar justo detrás de las patas de las sillas, sino que debe permitir que alguien la mueva y se siente. Por lo general, la alfombra debería ser entre 50 y 70 centímetros más grande que la mesa, por lado.

Otro dato muy importante es que la alfombra no puede quedar pegada a la pared. Lo ideal es que haya un espacio de por lo menos 45 centímetros entre el borde de la alfombra y el muro.

Dos comedores redondos con alfombras de las misma forma la medida.
www.pinterest.cl

En general, la alfombra debería seguir la misma forma de la mesa. Es decir, si la mesa es redonda, la alfombra debería ser redonda. Lo mismo si el comedor es rectangular.

 ¿Y CÓMO MIDO MI ALFOMBRA?

Si todavía no estás seguro cuál es el tamaño que necesitas, haz el siguiente ejercicio: marca el espacio que crees que debería usar la alfombra con masking tape en el suelo.

Segundo paso, míralo. ¿Se ve bien? Entonces toma las medidas y listo, ya tienes claro el tamaño perfecto de la alfombra que necesitas. Si no encuentras una exactamente de ese tamaño, siempre es mejor elegir una un poco más grande.